Desde los castillos hacia la Rambla, en el valle que forman el Benacantil y el Tossal, discurre la energía que emana del suelo para reactivar el corazón de Alicante preservando nuestra memoria. Los cuatro barrios del plan EDUSI Las Cigarreras reconectan con la ciudad a través de las actividades que contempla el Plan de regeneración de la identidad y recuperación de la memoria de Alicante, en las que redescubrir lo que aparece, lo que desaparece, lo humano, lo natural, lo latente, lo subterráneo… de las calles de Alicante.

El viernes 1 de diciembre la Rambla de los Castillos empezará su serpenteo por la ciudad poniendo en valor la naturaleza de lo preexistente: la Plaza Oliveretes, en la confluencia de las calles Padre Mariana con Taquígrafo Martí, redescubrirá su antigua topografía del incipiente Tossal. A través de las líneas dibujadas por las cintas cedidas por la empresa valenciana Miarco, emanará la memoria topográfica de la plaza, sucumbida ante su urbanización hace ya casi un siglo. Con esta escenografía, los juegos de las niñas y niños al salir del colegio amenizarán la recopilación de las memorias del vecindario.

 

Mientras el sábado 2 convertiremos el Jardín de la Esperanza de San Antón en un plató de televisión para grabar algunos testimonios, una semana más tarde la Rambla de los Castillos seguirá su curso valle arriba y sobresaldrá por el Paseo de Campoamor, recordando los usos efímeros que convirtieron este barrio en el epicentro de la vida alicantina durante décadas. Recuperaremos así la memoria de uso del antiguo Mercado de Campoamor, recordado siempre en la cosmovisión del vecindario por su potencia urbana y su carácter efímero e intangible. Igual que él, durante un día las cintas redibujarán la trama urbana que metamorfoseaba la ciudad por unas horas a través de los puestos y las cajas de fruta. Un encuentro gastronómico intercultural hará recordar que la identidad es algo que se construye no solo desde el pasado sino cada día, uniendo personas de orígenes diversos alrededor de la mesa.

Y, por último, el 16 de Diciembre florecerán los trazos de la Rambla de los Castillos en la Plaza Palmeretes, el corazón de Carolines Baixes, visibilizando la memoria de lo oculto. El refugio antiaéreo que construyó el vecindario para protegerse de las bombas de la Guerra Civil emergerá por unas horas sobre el pavimento de la plaza, en sintonía con el resto de actividades que el vecindario de Carolines ha preparado para celebrar la vida en sus calles. Restos del patrimonio de la ciudad oculto bajo las capas del tiempo asomarán por la plaza para hacer valer que Alicante puede vivir sin nostalgia pero con memoria.

2 thoughts to “Emergen las memorias por la Rambla de los Castillos

  • Orquidia Azorín Vaquero

    Me encantaría seguir en contacto con ustedes. En nuestro blog Asociacion de Vecino del Barrio del Pla esta disponible un libro que nos habla de la historia del desarrollo del Barrio y de los nombres de sus calles, escrito por un vecino Don Juan Sánchez, a quien agradecemos su entrega al indagar nuestra historia.

    Responder
  • Pingback: Emergiendo #1 (Crónica) – Rambla de los Castillos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *