El mediodía del sábado en el Paseo de Campoamor siguió su serpenteo la Rambla de los Castillos, el Plan de Memoria e Identidades de la zona EDUSI de Alicante con un almuerzo intercultural, arte urbano, talleres infantiles y mapeo de recuerdos.

Como sucedía hace años los sábados por la mañana, el Paseo de Campoamor se convirtió en el epicentro del mediodía alicantino. La Rambla de los Castillos siguió su curso valle arriba y sobresalió con sus cintas de colores por el Paseo de Campoamor el pasado sábado 9, recordando los usos efímeros que convirtieron este barrio en el epicentro de la vida alicantina durante décadas. Se recuperó así la memoria de uso del antiguo Mercado de Campoamor, recordado siempre en la cosmovisión del vecindario por su potencia urbana y su carácter efímero e intangible. Igual que el mercado, durante un día las cintas redibujaron la trama urbana que metamorfoseaba la ciudad por unas horas a través de los puestos y las cajas de fruta gracias a las cintas de colores de las empresas de la terreta Miarco y la colaboración de d·impresión.

Sobre esta escenografía, un encuentro gastronómico intercultural hizo recordar que la identidad es algo que se construye no solo desde el pasado sino cada día, uniendo personas de orígenes diversos alrededor de la mesa. Casa Argelia, la Asociación de Dominicanos de Alicante, la Asociación de Comerciantes de Campoamor o el Aula Cultural Federico Ozanam fueron algunos de los participantes en la jornada.

Los talleres infantiles completaron el mosaico de colores del antiguo mercado de Campoamor con el colorido de los dibujos de las niñas y niños sobre el que la asociación Món Jove ofreció también unos tradicionales bailes colombianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *